Bicentenario

Por Alfonso Fajardo Luce mil novecientos treinta y dos y sus sogas colgando de los árboles Luce ochenta mil sombras que se elevan sobre tus hombros de terrorista infantil             Luce luce la brillantez de la podredumbre de tu ceguera Luce un

1 2 3